¡Otra vez las elecciones!

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 2%

COMO SIEMPRE QUE HAY ELECCIONES: “A río revuelto, ganancia de pescadores”, dicen por ahí. Unos votan por fulano, otros por mengano, otros que no votan y a otros ni les importa, pero después, cuando el agua toma su cauce y se calma el asunto, nuevamente, nos acordamos de que las cosas suben cada vez más y que nuestro salario no nos alcanza.

Parece que las elecciones en lugar de empujarnos para organizarnos por una vida digna, nos obligan a pelearnos nomás, unos que sueñan con que si gana el bueno mejorará todo, otros que se venden para que gane el suyo y hasta van a golpear a los otros, los más, desencantados del circo de la democracia, les vale un pepino y no hacen nada.

Es claro que cada vecino tiene a su gallo o una idea sobre las elecciones. Pero lo que vemos cada seis años es que votar o no votar sólo sirve para desorganizar, no hablamos de juntarse para convencer al otro, eso no es organización, hablamos de que las elecciones deben de ser un pretexto que nos sirva a aquellos que luchamos por una vida digna para todos.

O nos va a pasar como en las elecciones anteriores, que a pesar de que hubo fraude, nos dicen: “váyanse a su casa a seguir sufriendo la pobreza y en seis años nos vemos”, o a aquellos que no somos electorales que nomás esperamos seis años a que inicien las campañas para nuevamente decir, que no sirven para nada y tratar de que los demás lo entiendan publicándolo en el facebook.

Las elecciones son un derecho humano, no podemos decirle a la gente que no vote, es su derecho, pero el derecho humano no es a votar y regresarse a su casa nada más, sino a unas elecciones libres y democráticas, las cuáles en México no han existido desde la Revolución Mexicana. Cuando este derecho es violentado, es decir, hay fraudes, se usa a unos para irle a pegar a los otros; también se pagan los votos con tinacos y despensas. Existe otro derecho humano, que vale exactamente lo mismo que el DH a unas elecciones libres y democráticas, este es, el derecho humano a la protesta. ¿De qué trata este derecho? pues nada más de que la democracia se consigue, o con elecciones limpias, o con la protesta social: con la lucha organizada en las calles, no en el facebook.

Entonces, nuestro derecho es organizarnos para ejercer el derecho humano a la protesta, ya sea para cuándo nos hacen fraude o para que en los años que no hay elecciones no estemos esperando en nuestra casa que cambien las cosas sin que hagamos algo.

El cambio no llega, no viene, no se gana, el CAMBIO, la transformación de la sociedad para que todos tengamos una vida digna se construye de manera organizada, día a día.

Acá en la zona ya estamos organizados en el Comité Popular de Derechos Humanos Pedregales, un proyecto del Comité Cerezo México que usa los DH como una herramienta de trasformación social. Independientemente de si quieres votar o no y de quién gane, el trabajo organizado día a día que llevamos a cabo es parte de esa transformación social que tanto anhelamos los pueblos oprimidos.

Así que ya sabe vecino, si no se organiza y lucha por sus derechos, ya sea a unas elecciones libres o a la protesta por una vida digna (que incluye el derecho al agua, la luz, la educación, la salud), es porque le gusta hacerse pato y aunque se queje mucho, no quiere que las cosas cambien.

Comité Popular de DH Pedregales

Navegar por las

AgendaTous les événements

Soutenir par un don