Pacomentario: La 4T, el regreso de la Elite explotadora

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

Otra vez tenemos que darle la razón a AMLO, no porque nos guste o para ganar que nos ofrezcan uno que otro “huesito”, de esos “huesitos” que la izquierda socialdemócrata anda en frenética y desesperada búsqueda, sino porque su vaticinio de que tal vez el nuevo gobierno tendrá que correrse al centro se está haciendo realidad.

Ya en cuanto salieron nombradas las corcholatas aseguramos que dependía quién ganara la coordinación de los comités de defensa de la 4T, era la velocidad con que regresaría el neoliberalismo rapaz, ese que conocimos y padecimos con Calderón y Peña Nieto y que AMLO le puso solamente un freno, clarísimo ha quedado que Ebrard era el más neoliberal, tanto así que se ha inconformado con las reglas y método para la elección del candidato de MORENA que el mismo firmó.

Adán Augusto, un viejo dinosaurio reciclado, no sólo no tenía presencia nacional, sino tampoco una definición clara de proyecto de nación excepto repetir que era la continuidad de AMLO, y quedaba Sheinbaum como la próxima presidenta con una posición que aunque es la más cercana a la posición socialdemócrata de AMLO, es más de “centro”, que ya sabemos que en política quiere decir más de derecha.

Así que el neoliberalismo rapaz regresa menos rápido que con cualquier otro candidato, pero regresa y además de la mano de Sheinbaum, no sólo por su posición política socialdemócrata tirada al centro, sino agudizada por su inseguridad política, una inseguridad que no sólo le hace creer que puede no ganar y en su afán de asegurar el triunfo, aceptó gustosa que los neoliberales dentro de MORENA le redactaran un Acuerdo de Unidad que se ha convertido en una carta de impunidad.

Si bien pareciera una buena idea escribir que pueden unirse “Todas las clases sociales, campesinos trabajadores y trabajadoras, comerciantes, artesanos, trabajadores independientes, trabajadoras del hogar, clases medias, científicos, artistas, pequeños, medianos y grandes empresarios, todas las religiones y librepensadores”, en ningún lado dicen que no pueden unirse, los violadores de derechos humanos, explotadores del pueblo y políticos corruptos, así que estos son los que presurosos están firmando su adhesión a la nueva 4T, la del regreso al neoliberalismo.

Y aunque en este documento dice también que: “Después de décadas de corrupción, pobreza, violencia y el beneficio de una pequeña élite” bla ba bla, es precisamente esta pequeña elite y sus representantes políticos los que están firmando y adhiriéndose, bañados nuevamente de pureza e impunidad por la próxima presidenta.

Puede que no me crea, y eso también se vale, pero como no es cuestión de creencia, sino de ciencia, es decir de hechos concretos, pasemos lista a quiénes por ejemplo en Culiacán, Sinaloa han firmado el Acuerdo de Impunidad, perdón, de Unidad.

Feliciano Valle Sandoval, diputado Local ex priista, Ricardo Madrid, diputado local ex priista, Cinthia Valenzuela Langarica, diputada local ex priista, Concepción Zazueta Castro, diputada local ex priista, Gloria Himelda Félix Niebla, diputada local ex priista, Fernando Pucheta Sánchez, ex militante del PRI, Jesús Valdés Palazuelos, ex militante del PRI, Adolfo Beltrán Corrales, diputado local y ex militante del PAN, Celia Jauregui Ibarra, diputada de Movimiento Ciudadano, Faustino Álvarez Hernández, miembro activo del PRI, Martín Heredia Lizárraga, integrante de MC, Marcos Osuna, empresario y político entre otros y esto se repite en todos los Estados de la República mexicana, incluso no importa que parte de los Morenistas de base, sí, esos que trabajarán para que Sheinbaum gané la elección expresen su desacuerdo, incluso se les calla, ya que dentro de la lógica política de la próxima Presidenta, sumará más votos un político priísta que un comité de base de MORENA.

Así que los verdaderos morenos están siendo desplazados por el aparato político de la elite y claro a quién le deberá el triunfo Claudia, al pueblo o a la estructura, ahora ex priísta, ex panista, ex movimiento Ciudadano que firman el acuerdo de Impunidad y le da votos.

El pretexto es que se necesita la mayoría de la Cámara de Diputados y Senadores para profundizar la 4T, pero apostamos a que cuando la tengan, no enviará el Ejecutivo las propuestas de modificación de leyes que le fueron rechazadas a AMLO, ni otras nuevas que mejoren las condiciones de vida digna del pueblo y si acaso fueran mandadas, esa mayoría construida con el los nuevos firmantes negociará con sus amos, la Elite para que sean aprobadas con el menor filo posible.

Otro elemento de análisis de este regreso del neoliberalimo es el candidato de Claudia a la Ciudad de México, el próximo García Luna, el impresentable policía Omar García Harfuch, es la reedición de Mancera, otro policía que apoyado por Ebrard ganó la CDMX y bajo las órdenes de Peña Nieto, aprobó la Ley Garrote de la CDMX con el objetivo de frenar el descontento social, eso es lo que saben hacer los policías, reprimir, no apoyar al pueblo.

Sabemos que los familiares no son responsables ni deben ser condenados por los delitos de sus familiares, el abuelo Marcelino García Barragán fue ni más ni menos el Secretario de la Defensa de Díaz Ordaz, y por tanto responsable directo de la masacre del 2 de octubre del 68, el padre, Javier García Paniagua, fue el comandante de la siniestra Dirección Federal de Seguridad y responsable directo de la represión, detención arbitraria, tortura, ejecución extrajudicial y desaparición forzada de los militantes de la Guerrilla mexicana del 76 al 78, alguien le ha preguntado a Harfuch qué piensa de estos hechos, está de acuerdo, no está de acuerdo, cómo justifica el actuar de sus antecesores, Claudia ya sabe la respuesta o también, convenientemente, acepta e impulsa a este impresentable candidato como pago a la cuota de poder e impunidad de los represores del pasado y del presente para ganar la Presidencia.

Que dice la base popular de Morena, todo es aceptable, incluso “adormecer”, aún más, sus principios de justicia con tal de mantener el sueño, que es sólo eso, un sueño y no la realidad justa y transformadora para mejorar las condiciones del Pueblo mexicano, o también como con AMLO, mientras les den sus “huesitos” y vivan del erario, sus anhelos de libertad y justicia pueden esperar, cobrando eso sí, otro sexenio a que mejoren las “condiciones” para la verdadera transformación o aceptan cínicamente que al paso que la democracia lleva, en unos 500 años, el pueblo tendrá una vida digna, mientras que siga aguantando, al fin ya lo ha hecho más de 500 años.

Y claro, esta apertura de puertas a MORENA y a la impunidad para los perpetradores del pasado y sus descendientes vacía aceleradamente las candidaturas de la derecha rancia, para que necesitan a una vendedora de gelatinas y plagiadora en la Presidencia, si les han abierto la puerta en el negocio de la izquierda electoral, y no los están invitando a ser espectadores, sino partícipes de las decisiones políticas de la nueva 4T.

Como siempre nuestros análisis dejarán un amargo sabor de boca a quiénes, disfrazados de Barbis y Kens de izquierda si saben lo que están haciendo para destruir la esperanza que significó, para millones de personas, el proyecto político de MORENA, afianzará el análisis de algunos compañeros de MORENA que también coinciden con nuestro análisis, pero temen que sea producto de su mal pensamiento y no de las cochinadas que están viviendo al seno del Partido que creyeron era suyo y que ven cómo el pago de las cuotas de poder y las viejas prácticas de la izquierda socialdemócrata han apagado el fuego transformador que con su esfuerzo alimentaron por años, además sin un peso del erario, por puro amor al pueblo y que además hoy son callados desvergonzadamente cuándo osan levantar la voz para decir que no están de acuerdo con permitir el ingreso masivo, porque ingreso ha habido, a cuenta gotas en este sexenio, de los representantes políticos de la Elite neoliberal y capitalista que supuestamente habían hecho a un lado para beneficiar “primero a los pobres”.

Como siempre, esperamos equivocarnos y que a mediados del sexenio que entra, cuando los ríos de leche y miel recorran el territorio mexicano, el salario mínimo sea de 35,000 pesos y alcance para una vida digna para una familia de 4 personas, con justeza nos reclamen por nuestro pesimismo infundado, pero como no será el caso, los invitamos como siempre lo hemos hecho a mantener la organización por una transformación verdadera y no de chocolate y a participar en esta transformación participando con la herramienta de los derechos humanos en el Comité Cerezo México hasta alcanzar una vida digna para todo el pueblo.

Navegación

AgendaTous les événements

Soutenir par un don