Mejorar la vida digna o Proyecto Estadio Azteca

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

Al sur de la ciudad de México, en las alcaldías Coyoacán y Tlalpan se acaba de publicar un viejo proyecto gentrificador, un conjunto de edificaciones, hotel de 4 niveles, centro comercial de 5 niveles, estacionamiento de 7 niveles, entre otras, preparando el Estadio Azteca para el mundial de futbol de 2026.

El desarrollo de estas nuevas edificaciones viene acompañado de todo un proyecto de una supuesta consulta vecinal para equilibrar las necesidades individuales de los colonos de la zona y los intereses del gran capital según las palabras de una funcionaria de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México.

A esta funcionaria le dijimos que primero deben mejorar la vida digna de la zona, entre los puntos le remarcamos la histórica falta de agua, los problemas de pago con la luz y el aumento indiscriminado del predial producto del cambio de nivel de construcción permitida en la zona.

La funcionaria dijo que eso es lo que se debe conciliar, la resolución de problemas de la zona impactada y el proyecto millonario del Estadio Azteca.

Sabemos que estos proyectos millonarios no van a resolver los problemas de la zona impactada, La Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México está haciendo una consulta a modo que justifique la construcción del proyecto, los millonarios harán algunos cambios cosméticos en la zona, comprarán las conciencias de ciertos líderes y al final la comunidad, que no los intereses colectivos, será impactada negativamente.

Ya se iniciaron las reuniones y asambleas de los vecinos descontentos con este proyecto, la demanda principal es que no se construya dicho mega proyecto, pero es necesario y en ese sentido participamos que se retomen las banderas de las necesidades más sentidas de los vecinos de la zona, regular el suministro de agua y el cobro justo, para la luz el borrón y cuenta nueva y la tarifa social justa y resolver el problema de los altos cobros del predial que se han vuelto impagables para mucha gente.

Es decir, la lucha contra este megaproyecto debe unificar las demandas sociales de la zona, para que no sea un no al megaproyecto nomás por qué no, sino sustentado por la lucha por resolver las demandas del pueblo trabajador.

Habrá dos tipos de reuniones, la de los políticos de oficio y la de los grupos vecinales, unos querrán conciliar esos intereses irreconciliables entre el gran capital invertido en este megaproyecto y los vecinos afectados y el otro debe, porque aún no lo hace, aprovechar el intento de la construcción de este megaproyecto para organizar en favor de las demandas sociales y políticas de los vecinos afectados, ese debe ser el objetivo que empujemos los grupos independientes de intereses partidistas y empresariales.

Por lo pronto ya hay cuatro comisiones que estamos tratando trabajen de manera conjunta, la de organización, la jurídica, la de comunicación y la de derechos humanos dentro de este proceso de organización vecinal.

El objetivo es, primordialmente, informar a la gente, necesitaremos la creatividad para los volantes y carteles informativos, pero también arribar a los agitativos con la finalidad de cohesionar y organizar a la gente de la zona y de otras zonas que quieran apoyar esta lucha que apenas comienza.

Las demandas que se han logrado consensuar son una reunión directa con Claudia Sheinbaum que como siempre nos entrampará en reuniones con subsecretarios de Gobierno cosa que ya se logró con las movilizaciones de este fin de semana pasado, la segunda demanda es que no aceptamos la consulta por anómala y tramposa para justificar el megaproyecto del Estadio Azteca y el tercero, el respeto al ejercicio del derecho humano a la protesta.

Las diferencias son muchas, como todo gran movimiento espontáneo, están desde los que quieren marchar por la banqueta hasta los que quieren cerrar vialidades, los que temen una supuesta respuesta represiva del Estado y tratan de suavizar y renunciar al derecho humano a la protesta, los que creen que por twiter pueden incidir más que con el trabajo de base calle por calle, los grupos ya constituidos que trataran de jalar agua para sus intereses sobre los intereses de las necesidades permanentes de los habitantes de la zona a impactar por el megaproyecto.

Creemos que, como siempre, la agitación, la propagandización, el trabajo de base, la capacitación política es la forma correcta para lograr la fuerza necesaria para solucionar los problemas de la zona, la organización independiente de intereses partidistas, estatales y pro capitalistas.

Estas primeras semanas serán importantes para generar la base organizativa que pueda dar impulso y dirección al movimiento espontáneo que está emergiendo, tratar de que no decaiga tan rápido en su manifestación y darle a cada quién un trabajo específico que desarrollar para consolidar una base organizativa que le de impulso y mantenga el espíritu de lucha que hoy se manifiesta.

Invitamos a todos los que puedan aportar para el desarrollo de esta lucha contra un megaproyecto en la Ciudad de México, a participar con el Comité Cerezo México, aprendiendo qué es la propaganda, la agitación, la organización, la capacitación en derechos humanos para fortalecer la organización colectiva que hoy inicia.

Recordemos lo fundamental, no se trata de detener el desarrollo de este megaproyecto sólo por detenerlo, sino como un medio para la organización para resolver las necesidades del pueblo trabajador en la zona y en otros lados de la Ciudad de México, aprender en la escuela viva de la lucha social es más rico que cien escuelas teóricas sobre cómo organizarse, están invitados, depende de ustedes y su compromiso de lucha por la trasformación de la sociedad.

Navegación

AgendaTous les événements

Soutenir par un don