Sobre el significado de ser marxista

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

La praxis que la mayoría de los marxistas desarrollan es aquélla que pretende trasformar la sociedad capitalista. Ahora bien, es necesario puntualizar que la praxis de la transformación social nos remite obligatoriamente a la transformación personal.

Desarrollar praxis que transforme nuestra sociedad actual significa, entonces, la transformación del hombre que intenta acabar con al dominación de la burguesía sobre el resto de la humanidad.

Un marxista consecuente comprende, por tanto, que la transformación social conlleva como una condición necesaria para lograr ese objetivo romper con la ideología de la clase burguesa que le hace reproducir la enajenación y la autoenajenación en sus relaciones personales, como instrumentos de sojuzgamiento y parálisis.

Así pues, ser consecuente no sólo exige a los marxistas una determinada actitud ante los fenómenos sociales que se desean comprender y transformar; también exige, una determinada actitud ante la vida cotidiana, ante las relaciones personales que establecen.

Surgen una pregunta:¿Qué determina la praxis, las actitudes y actos del marxista ante los problemas que le plantea la superación del capitalismo y su vida cotidiana?

El marxismo construye una moral y una ética: establece normas y reglas de conducta (moral) que se deben comprender teóricamente y aplicar a nuestra vida, a nuestras relaciones con otras personas, a la ilusión de los problemas que la transformación social nos plantea, y crea la ciencia (Ética) que los sustenta y los estudia. La Ética y la moral de la que hablamos guían y determinan la praxis para superar el capitalismo y la actitud del marxista ante la cotidianidad.

Es necesario decir que no hay en nuestra Ética nada que justifique o valide que para transformar la sociedad al individuo se utilice cualquier medio; para los marxistas el fin no justifica los medios cuando éstos van en contra de su Ética y moral.

En conclusión : asumirse como marxista en la actualidad es una gran responsabilidad. A la capacidad de no separar la transformación social de la personal, se suma la exigencia de ser consecuentes con nuestra moral y conocer la Ética que la sustenta al desarrollar nuestra praxis transformadora y enfrentar los problemas personales de la vida diaria.

Antonio Cerezo Contreras

Injustamente preso en el Penal de máxima seguridad la Palma junto con sus hermanos Héctor y Alejandro, así como Pablo Alvarado Flores.

Navegar por las

AgendaTous les événements

Soutenir par un don