Portada del sitio > Área de Difusión > Medios > El perverso uso del poder

El perverso uso del poder

Martes 3 de agosto de 2021, por Comité Cerezo México

Por: Víctor Manuel Medina Calderón

“La vigilancia no tiene que ver con la seguridad, tiene que ver con el poder”: Edward Snowden

El espionaje en todas sus formas siempre ha sido una de las herramientas de los gobiernos para estar al tanto de lo que sucede en la sociedad, además de instrumento para la estrategia de investigación en temas como el crimen organizado en su forma de combate al narcotráfico a través de infiltrados y tecnología moderna como estrategia “inteligente” para combatirlo.

Pero también se ha usado en contra de la disidencia social en países como el nuestro y bajo gobiernos que se jactaron de ser democráticos y respetuosos de los derechos humanos. La investigación de la FGR dada a conocer el pasado mes en torno a la adquisición de un software espía denominado “Pegasus” revela las malas mañas de los gobiernos que se atrevieron a usar tal herramienta contra quienes pensaban de diferente manera al régimen que mantuvieron durante su paso por el gobierno.

Durante el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa y durante la gestión de Peña Nieto, alrededor de 15,000 líneas se intentaron infectar con dicho software; números telefónicos de políticos de alto nivel, de famosos periodistas y defensores de los derechos humanos, de líderes de organizaciones sociales, magisteriales, sindicales, etc. Además de todo el operativo humano que rodeaba al hoy presidente López Obrador.

Para la organización defensora de los derechos humanos, “Comité Cerezo México”, el responsable es Calderón y sus “súper policías y súper militares” que adquirieron dicho software, no para espiar a la delincuencia organizada, hoy también sabemos que eran y siguen siendo una y la misma cosa, sino como una herramienta que les permitiera generar el control social mediante el terror, por tanto no sólo se debe investigar y sancionar a quienes adquirieron y usaron dicho software, sino a quienes lo autorizaron y a quienes planificaron la intervención de 15,000 teléfonos celulares.

Por lo menos 251 personas defensoras de derechos humanos fueron ejecutadas extrajudicialmente durante los gobiernos de Calderón y Peña Nieto que operaron dicho software, y 131 fueron desaparecidos de manera forzada según la documentación que como organización de Derechos Humanos ha realizado el Comité Cerezo México.

Así, no se trata del mal uso de una herramienta de espionaje, sino del uso ilegal, consciente y dirigido a eliminar la disidencia social en México y por tanto no cabe tampoco el llamado de AMLO a ya no mirar al pasado, por lo contrario, todos los partícipes de esta maquinaria estatal de vigilancia ilegal, que fue el método para ejecutar y desaparecer, deben responder ante la justicia, de otra manera no existe ninguna garantía legal o moral que los frene.

Correo: vicmedina hotmail.com


Ver en línea : El perverso uso del poder

Sus comentarios

¿Un mensaje, un comentario?

¿Quién es usted?
Añada aquí su comentario

Este formulario acepta los atajos de SPIP, [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> y el código HTML. Para crear párrafos, deje simplemente una línea vacía entre ellos.