El EPR, el gobierno, los Cerezo y el chantaje Eugenio Fernández Vázquez - http://www.zurdasiniestra.org

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

Según El Universal, el gobierno mexicano y el Ejército Popular Revolucionario (EPR) llegaron a un acuerdo informal que evitó un atentado del grupo guerrillero, que pide que se presente con vida a dos compañeros suyos desaparecidos. “Triunfó la política”, afirma el diario. En realidad, el periódico yerra el tiro, porque lo que ocurrió es un cúmulo de ilegalidades y violaciones a los derechos humanos que no pueden tolerarse.

Según la nota, el gobierno federal supo que el EPR había comprado explosivos y preparaba un atentado. Al saberlo, envió “por canales extraoficiales, pero de segura recepción, un mensaje a la comandancia general del EPR en el sentido de que si se daba un nuevo ataque, se detendría a los hermanos Alejandro y Francisco Cerezo, actualmente en libertad, y se regresaría a prisiones de alta seguridad a Antonio y Rafael Cerezo, detenidos en el penal de Atlalcholoaya, Morelos, quienes para el gobierno son los cuatro hijos de los dirigentes máximos del grupo armado, Tiburcio Cruz y Elodia Canseco.”

Si esta información es cierta, el gobierno está faltando a su deber y cometiendo un chantaje. La Secretaría de Gobernación, el Ejército y la Procuraduría General de la República convirtieron a los hermanos Cerezo en sus rehenes, y convirtieron la ley en moneda de cambio. “Si haces lo que quiero la cumplo; si no, rebajo al gobierno al nivel de un criminal”, parecerían decir desde el gobierno federal.

Presos políticos, ¡libertad!

Fue precisamente esta actitud, pero por parte de las autoridades de Oaxaca, la que desencadenó los atentados. Las bombas contra los ductos de Pemex son una forma de presionar al gobierno para que presente con vida a dos de sus compañeros que fueron desaparecidos por fuerzas de seguridad estatales, según todo indica.

Y ahora, en vez de aprender la lección y ver que la legalidad no sólo da legitimidad sino eficiencia para garantizar la seguridad nacional, el gobierno repite el error: ante el chantaje, nada de legalidad, sino más chantajes.

No comparto ni las ideas ni los métodos del EPR. Creo que atentan contra la democracia, contra una democracia que está costando mucho construir y defender. Pero creo que la única forma legítima de combatirlos -y que además me parece la más eficaz- es con las armas de la ley, no respondiendo al delito con el delito.

http://www.zurdasiniestra.org

Navegación

AgendaTous les événements

Soutenir par un don