Portada del sitio > Área de Difusión > Medios > La libertad como condición humana

La libertad como condición humana

Román Rivera Palma / lsqueluchan.org

Martes 29 de enero de 2008, por Comité Cerezo México

Así sucede en cada punto del planeta, un día es Patricia Troncoso, otro Mariana Selvas o David Venegas, el caso es que la voz de los presos políticos y de conciencia se escucha fuerte, y se hace cotidiana ¿Por qué en un sistema que se presume democrático existen disidentes dispuestos a arriesgar la vida a cambio de condiciones necesarias para el desarrollo, no sólo de ellos sino de todos, humanamente digno? Bachelet y Calderón carecen de esa respuesta, porque la democracia planteada por el capital, si acaso, existe sólo para el libre flujo de los intereses y las divisas de los dueños del poder.

Aunque el gobierno de un país imponga reglas y reformas graduales para restringir los derechos de los ciudadanos, a fin de cuentas, resulta que, incluso, tiene que violar la propia constitución que, mediante, las curules: diputados y senadores supuestamente elegidos como representantes del pueblo, votan. En el caso de la violencia gestada durante la represión al pueblo de San Salvador Atenco, es el juez Maldonado, que violando el código penal, procesó arbitrariamente a 164 personas.

Por supuesto, no es ciñéndonos a las leyes como debemos proceder ante tamaños crímenes como los que cometen los estados en esta aldea global, pero si nos apegamos al estado de derecho, nos daremos cuenta que ellos ni siquiera lo respetan ¿Por qué? porque el sistema capital es antinatural, atenta contra la vida humana, contra la sociedad, contra los ecosistemas; pero no es un sistema en abstracto, es un sistema vivo que tiene caras, nombres y apellidos.

Desgraciadamente, en México existen alrededor de 400 personas recluidas en los penales consideradas como «presos políticos y de conciencia». [1] Si existieran los medios, y el estado se ciñera a la constitución mexicana y a la declaración de los derechos humanos, seguramente encontraríamos que ninguno de ellos ha cometido crimen alguno. Darle seguimiento a los cada en general y particular es una tarea titánica, son pocos los casos bien documentados. [2]

Ahora que siete compañeros han salido libres, la tarea ha de ser liberar a los que aún continúan presos en todas las cárceles del país y del mundo, pero también tendremos que generar los mecanismos pertinentes para responder y para pasar a la ofensiva, como con el juez Maldonado, porque si tenemos que seguir viviendo en este sistema, tendremos que aprendernos las reglas y saber cómo traspasarlas «conforme a derecho» como dicen los magistrados.

lsqueluchan.org


[1Datos recabados por el Comité Cerezo

[2La página "viento de libertad" parece ser la única en su tipo que ha ido generando un seguimiento

¿Un mensaje, un comentario?

¿Quién es usted?
Añada aquí su comentario

Este formulario acepta los atajos de SPIP, [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> y el código HTML. Para crear párrafos, deje simplemente una línea vacía entre ellos.