Violencia contra defensores de Derechos Humanos, en aumento

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

Por Maritza Pérez
Martes 23 de Agosto de 2022 - 20:30

Según la edición 11 del informe elaborado por Comité Cerezo México, Chiapas, la Ciudad de México y Michoacán son las entidades que registraron más violaciones a los derechos humanos de personas defensoras, entre junio de 2021 y mayo de 2022.

En lo que va del mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador, el Estado Mexicano ha violentado en al menos 354 ocasiones los derechos de personas, organizaciones, y comunidades defensoras de los derechos humanos, revela el más reciente informe en la materia del Comité Cerezo México.

A través de su informe número 11 titulado “Defender los derechos humanos en México: entre la omisión y la simulación - junio de 2021 a mayo de 2022” realizado con el apoyo de otras organizaciones como Acción Urgente para Defensores de Derechos Humanos A.C. y la Campaña Nacional Contra la Desaparición Forzada; el Comité Cerezo México señala que pese a que en los casi cuatro años que lleva el gobierno de López Obrador han disminuido, en comparación con sexenios anteriores, los actos violentos contra los defensores, en los últimos tres años se muestra un incremento en las cifras.

Y es que mientras el año 2018 cerró con 225 violaciones cometidas por el Estado contra activistas, para 2019, primer año del gobierno de López Obrador, la cifra disminuyó a 114 casos, tendencia que continuó en 2020, cuando se registraron 81 actos violentos. Sin embargo, los datos indican que para 2021, la cifra se incrementó a 91 hechos, mientras que hasta mayo de 2022, se habían documentado 68 actos violatorios.

Según el documento, han transcurrido ya los tres primeros años de este sexenio, y si bien la disminución, en general, de los números en las graves violaciones a los derechos humanos en contra de las personas defensoras, con respecto al sexenio anterior, implica un cambio positivo, también se observa un ascenso con datos que indican la posibilidad de que este se mantenga.

Asimismo, se advierten dos elementos preocupantes en el periodo que abarca este informe, ya que por un lado, el aumento, frente a años anteriores del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, del número de actos en el uso de ciertos mecanismos de represión política, así como el mantenimiento de ciertas estrategias que ya se habían observado en sexenios pasados.

Así como “la simulación, la mantenida omisión y la falta de compromiso para con graves violaciones a los derechos humanos ocurridas fuera de su periodo de mandato e incluso dentro de él pero en entidades federativas donde el Gobierno Federal excusa no poder intervenir lo que es, a fin de cuentas, una forma callada y silenciosa que también perpetúa la impunidad, esa sombra oscura que, como hemos insistido, informe tras informe, es el caldo de cultivo que permite que las graves violaciones de derechos humanos se sigan perpetrando”.
En 12 meses, 118 actos violatorios por parte del Estado

El 11° informe también advierte que tan sólo a lo largo de los 12 meses (junio de 2021 a mayo de 2022) hubo 118 eventos que violaron los derechos humanos de las personas defensoras de derechos humanos.

Dichas acciones fueron cometidas por el Estado mexicano en contra de diversos actores que, por ejercer o defender uno o varios derechos humanos, fueron agredidas, detenidas de manera arbitraria, encarceladas, ejecutadas extrajudicialmente o desaparecidas de manera forzada en México durante el periodo indicado.

Cabe señalar que, en el marco de estos hechos, se cometieron 203 actos que implican otras violaciones a los derechos humanos. Mientras que, de estos 118 eventos violatorios, 39 fueron contra organizaciones, 28 comunidades, 48 personas y 3 familiares.

Entre los hallazgos se destaca que un importante número de violaciones se centró en acciones para atacar a aquellas personas que ejercen y defienden el derecho humano a la protesta, además es evidente que los principales perpetradores de estos actos son las Policías de las entidades federativas que mantienen preferencia por las mismas clases y tipos de agresiones, hostigamientos y amenazas que caracterizaron la estrategia represiva de los sexenios anteriores.

Y es que, durante el último periodo documentado, hubo 307 actos de detención arbitraria, cuyo blanco y objetivo principal fue desarticular el ejercicio y la defensa del derecho humano a la protesta. Al tiempo que se registraron 28 personas víctimas de ejecución extrajudicial; y 19 personas fueron víctimas de desaparición forzada, con los policías de entidades federativas y municipales y los grupos paramilitares vinculados a los gobiernos de las entidades federativas, al Ejército y a la Guardia Nacional, como los principales perpetradores de estas graves violaciones.

En este sentido, el informe advierte que actualmente se ha desplegado un discurso desde el Gobierno federal que justifica su omisión ante las graves violaciones de derechos humanos, al sostener que se cometen en lugares donde no gobierna Morena, sin embargo, el informe identificó que más del 71.3% de las agresiones contra defensores se cometieron por alguna autoridad, o gobierno electo o perteneciente a Morena a lo largo del país.

Cabe señalar que, por entidad federativa, Chiapas, con 23 eventos, se coloca como la más violenta para los defensores; seguida de la Ciudad de México (20), Michoacán (19), Estado de México (12) y Puebla (8).

Mientras que las agresiones (67 eventos) fueron el tipo de violación a los derechos humanos más común cometida por agentes del Estado, además de 27 casos de hostigamiento, 11 de allanamiento, seis de criminalización, seis amenazas y caso de asilo.

Ver en línea : Violencia contra defensores de Derechos Humanos, en aumento

Navegación

AgendaTous les événements

Soutenir par un don