“Protestar es un derecho, reprimir un delito”, la campaña que pretende dignificar movimientos ciudadanos

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

«Los Estados suelen privilegiar tan sólo la parte de las elecciones cuando hablan de democracia y olvidan y violan el derecho a la protesta social que constituye otro de los canales legítimos y apropiados para evitar que los Estados gobiernen para sí y no para toda la sociedad.»

Por: Estela Garrido
@stelagarrido3_0

En un intento por reivindicar la protesta social, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, en compañía del Comité Cerezo, Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos y el Comité Juridico de Derechos Humanos de #YoSoy132, relanzan la campaña “Protestar es un derecho, reprimir es un delito”.

Elaborada en respuesta a la triplicación de agresiones en contra de las personas que exigen su derecho de protesta social desde el pasado primero de diciembre, la campaña fue creada con el fin de denunciar y evitar el gran número de violaciones a los derechos humanos en los que incurren las autoridades.

“Llamamos a la sociedad a no censurarse así misma, a no restringir los derechos de protesta, clara muestra de una democracia”, señaló José Rosario Marroquín, director del Centro PRODH.

Por su parte, Francisco Cerezo, co fundador del Comité Cerezo, destacó el clima poco democrático póstumo a la represión de la toma de protesta de Peña Nieto.

“La protesta social es un termómetro de una sociedad democrática. El voto y ejercer el derecho humano a la protesta social son el reflejo de una sociedad que vive su democracia”, apuntó.

Los objetivos de la campaña es dar a conocer las violaciones a DH, impulsar una agenda legislativa y de políticas públicas que sirvan como herramientas para garantizar el derecho a la protesta social, así como responsabilizar a las autoridades por las violaciones que efectúen.

González Plascencia finalizó la conferencia de prensa con el compromiso de revisar el proyecto de derogación del artículo 362 que ha sido utilizado para culpabilizar a los manifestantes del #1Dmx.

Numeralia:

128 agresiones a defensores de DH

58 casos violaciones a DH en el DF en 2012

Texto leido por Francisco del Comité Cerezo México

El ejercicio del derecho a la protesta social avala a las sociedades democráticas, ya que, al igual que el voto, es otra de las herramientas con las que cuenta el pueblo en una democracia para gobernarse a sí mismo de una manera activa.

Los Estados suelen privilegiar tan sólo la parte de las elecciones cuando hablan de democracia y olvidan y violan el derecho a la protesta social que constituye otro de los canales legítimos y apropiados para evitar que los Estados gobiernen para sí y no para toda la sociedad.

De acuerdo con la ONU, el derecho a la protesta social, como un canal democrático, se vuelve aún más indispensable cuando las instituciones y caminos o instancias para la participación y exigencia ciudadana se han visto agotados, por ejemplo cuando las elecciones no son limpias o han sido enrarecidas, o cuando los medios de comunicación y los medios para exigir justicia no son eficientes y sirven a intereses particulares.

Protestar es un derecho, reprimir es un delito

Ver en línea : Revolución 3.0

Navegación

AgendaTous les événements

Soutenir par un don