Presos políticos: Los olvidados de la Ley de amnistía - comentarios