Revuelta: de romper el cerco a abrir la discusión Javier Hernández Alpízar / Zapateando

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

Los hermanos Héctor, Antonio y Alejando Cerezo Contreras y Pablo Alvarado, detenidos por el gobierno foxista, fueron rehenes del estado –como ellos han explicado–, junto con sus hermanos Francisco y Emiliana Cerezo y sus compañeros del Comité Cerezo, el cual luchó durante años y ganó, con apoyo de muchas y muchos que brindaron su solidaridad, la libertad de los cuatro ex presos de conciencia, integrados hoy en el trabajo de documentación de violaciones a los derechos humanos y la promoción de una cultura de respeto a los mismos. El Comité Cerezo se ha ganado un lugar y un prestigio merecidos entre las organizaciones, colectivos y movimientos sociales en México.

Entre las labores mediante las cuales han dado la lucha por la defensa de los hermanos Cerezo y de otros presos de conciencia, como los de Atenco, encerrados en los penales de Altiplano y Molino de las Flores, el Comité Cerezo ha mantenido la publicación de la revista “Revuelta, cultura, política y algo más…”, que a la fecha ha impreso 13 números y está por entregar el 14.

Durante estos años, Revuelta sirvió para romper el cerco –violatorio de los derechos humanos– de la incomunicación a que sometieron a los cuatro presos de conciencia en el penal de Altiplano (antes La Palma) y en otros penales.

En los números recientes, los 12 y 13, además de explicar el trabajo de derechos humanos del Comité Cerezo, en respuesta a la enésima campaña de desprestigio del Estado mexicano mediante sus plumas oficiosas, los Cerezo han publicado textos explicativos del proceso de criminalización de las protestas y las luchas sociales en México (número 13); análisis sobre Marx y clásicos del marxismo, relativos no sólo a temas de política y economía, sino de cultura y estética; creación literaria: poesía y narrativa y, especialmente en el número 13, algunos ensayos en los que el Comité Cerezo manifestó su posición ante las pasadas elecciones. Los títulos en cuestión son: “La izquierda anticapitalista y los retos a los que se enfrenta en la actual situación política”, “La izquierda anticapitalista y la coyuntura electoral” y “¿Qué está en juego en la actual coyuntura política electoral?”, de Héctor Cerezo.

La tesis central es compartida por diversas organizaciones marxistas mexicanas: En la izquierda hay una vertiente anticapitalista y otra antineoliberal. La segunda es encabezada por AMLO, así lo considera Héctor Cerezo, y la primera está formada por diversas organizaciones, movimientos y redes que no tienen entre sí unidad, coordinación ni acuerdos mínimos. No están articulados.

Este análisis apunta que la izquierda antineoliberal –como la llama– es reformista; está formada por la pequeña burguesía y clase media, pero es seguida por un masivo sector popular; y es contradictoria, porque asume a veces posturas progresistas, pero puede aliarse con la derecha en algunos asuntos. El análisis expuesto propone que la izquierda anticapitalista apoye tácticamente al la antineoliberal- reformista, es decir, la apoye coyunturalmente, aunque estratégicamente o a plazo largo busque una meta más ambiciosa: no solamente limarle aristas al neoliberalismo hacia un capitalismo humanizado, sino construir una sociedad poscapitalista: socialista o comunista.

El esquema explicativo supone un posible ascenso por etapas en la conciencia del pueblo oprimido que, en este momento (elecciones de 2006 a la fecha), ve en el movimiento alrededor de AMLO una lucha contra la derecha neoliberal (en este análisis: concentrada en el PRI y el PAN), y la idea es que la izquierda anticapitalista puede acompañar al movimiento antineoliberal para encabezarlo luego, cuando la conciencia popular devenga anticapitalista: “La izquierda anticapitalista debe aprovechar la pugna entre la derecha neoliberal y la izquierda antineoliberal para tratar de conducir la lucha del pueblo contra el neoliberalismo. (…) Aunque esto no significa que la lucha dentro de las instituciones del Estado sea la única ni la principal forma de lucha. Sólo es una más y está supeditada a los objetivos políticos de la lucha contra el capitalismo.” (página 12, número 12 de Revuelta).

Esta postura es prácticamente el sentido común en las organizaciones de izquierda marxistas: El ascenso o desarrollo de la conciencia popular de una postura antineoliberal (pequeñoburguesa, reformista) a una anticapitalista (proletaria, socialista- comunista).

Estos documentos explican, desde una versión de la izquierda mexicana, posturas de algunas organizaciones anticapitalistas en México y la necesidad su articulación. Sin duda, son insumos útiles para una discusión necesaria, junto con otros que han aparecido recientemente, como “Tres estrategias que dividen a las izquierda(s) mexicana(s) de César Enrique Pineda Ramírez (disponible en media docena de sitios en la web) y el artículo de Javier Sicilia “La izquierda ciega”, en Proceso.

La discusión de la realidad en México tiene espacios amplios y de calidad en Revuelta. En el número 13 dedican varios artículos y ensayos a los temas de la violencia de estado, la criminalización de la protesta, la militarización y la represión. Entre ellos, la primera parte del excelente ensayo: “El narcotráfico como pretexto de la desaparición forzada de personas en el México del siglo XXI”, de Eduardo Correa S.

Sin duda, Revuelta representa algo más que el medio por el que los ex presos políticos rompieron la incomunicación: es un material para la discusión y el debate de la izquierda en México.

Distribución en Xalapa Veracruz de la revista Revuelta:

Zapateando http://zapateando.wordpress.com
Correo: aabronxalapa@yahoo.com.mx

Zapateando

Navegar por las

AgendaTous les événements

Soutenir par un don