PaComentario. Ay nanita… el virus del Comunismo

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

Un virus recorre México: el virus del comunismo. Todas las fuerzas de la vieja ultra derecha y el neoliberalismo se han unido en santa cruzada para acosar a este virus, los representantes y defensores del violento esquema neoliberal capitalista: La oposición moralmente derrotada y la Unión Nacional de Padres de Familia, la iglesia y Claudio X González, Fuerza Informativa Azteca y las damas de la Vela Perpetua.

¿Qué libro de texto gratuito no ha sido motejado de comunista por sus adversarios de la ultra derecha?

Con un texto semejante inicia el Manifiesto del Partido Comunista redactado por Marx y Engels, publicado en 1848, hace exactamente 175 años, sin embargo, la derecha nuevamente usa la acusación de comunista a todo aquello que represente, no ya una oposición radical, sino incluso el brazo más socialdemócrata del mismo capitalismo, como lo es el partido en el poder.

Con el objetivo de activar una campaña bien orquestada, a inicios de la semana pasada la ultraderecha ha comenzado a jugar su “mejor” carta. Bajo el hashtag #ConLosNiñosNo ejecutan, con fines electorales y abiertamente ideológicos, un discurso que trata de ser perfecto: El gobierno de la 4T “ataca” a las víctimas más indefensas, a los niños ¡hasta a los de primero de primaria!, con el objetivo de ideologizarlos… nada más y nada menos que con el virus más peligroso del planeta, el virus del comunismo.

Ya ha quedado claro en este espacio que la 4T no representa ni siquiera una postura anticapitalista. Evidentemente, si estamos claros en eso, se nos podría agotar el tiempo carcajeándonos de los “nuevos argumentos” de la ultraderecha. Ésta ni siquiera se dio tiempo para consultar o contratar a mejores asesores y, salvo apelar al miedo y a la ignorancia, sus argumentos se deshacen como tigres de papel bajo la lluvia.

Incluso tener que llegar al grado de afirmar que la palabra plenaria, significa total y de ahí “razonar” que entonces total es igual a “totalitaria, del léxico comunista”, sin mencionar que hay más de quince libros de texto de regímenes anteriores en los que aparece tal concepto; o que incluso en las cámaras de Diputados y Senadores y hasta en la Suprema Corte de Justicia de la Nación se dice pleno, torcer un concepto para atacar a los libros de texto gratuito ha causado risas y memes porque plenaria es la reunión en un solo espacio de todos sus participantes, y no, absolutamente no es una palabra que signifique o sugiera incluso que es sinónimo de totalitarismo, incluso, abra usted el diccionario para que pueda leer que pleno es una palabra que proviene del latín plenus y que ya existía como concepto antes de que surgiera el comunismo.

Igual de absurdo es rasgarse las vestiduras por citar a Paulo Freire. Tampoco vamos a gastar mucho tiempo develando el grado de perversidad e ignorancia de minúsculos presentadores de televisión al servicio de la ultraderecha.

El problema aquí es que la ultraderecha en su desesperación ante el hecho de no tener una carta con la cual poder disputar las elecciones presidenciales y ante su rabia por no poder regresar de inmediato al modelo del neoliberalismo más violento muestra su verdadera cara. Ha decidido combatir el esquema también capitalista pero más humano con la misma carta que ha jugado en los últimos sexenios: el terror. Tal y como lo hizo Calderón cuando apenas pronunció su declaración de Guerra contra el Narco y se desató una violencia salvaje a lo largo y ancho de nuestro país para el control social de la población para que Peña Nieto realizará sin mucha oposición la aprobación de las reformas neoliberales en la Constitución, ahora desatarán el terror para jugarse la posibilidad de regresar al poder. Al saberse sin un candidato fuerte que pueda competir con las corcholatas de MORENA, desplegarán a los medios de comunicación como partes de guerra y crearán terror y caos a lo largo y ancho del territorio esperando que eso le traiga un mayor costo político a MORENA.

Para esa ultraderecha fascista todo lo que esté un centímetro más a la izquierda de su postura es un peligro, un virus que amenaza a México. ¡Cuidado! Porque con este movimiento convierten a todo el espectro de la izquierda en un enemigo de México y ya sabemos lo que se hace en este país con los enemigos internos, comenzaran a implementar las violentas medicinas para erradicar el virus, como bien han hecho en AL en otras dictaduras en las que curiosamente los dictadores usaron justamente la misma metáfora.

La implementación de su campaña del virus del comunismo es una copia exacta del discurso dictatorial latinoamericano, por ejemplo, Videla declaró abiertamente: “la amenaza comunista es un virus que ha infectado y enfermado a nuestro país. Éste lo ha corrompido, lo ha contagiado y es necesario extirparlo, atacando y erradicando tanto sus efectos como -fundamentalmente- sus causas” ¿No les suena? Que no se nos olvide que el tratamiento con el que extirparon el virus cometió 30 000 desapariciones forzadas, secuestró niños y bebés que a la fecha siguen siendo localizados, y ejecutó extrajudicialmente con una impunidad brutal. Sí, así de peligrosa es para la ultraderecha la débil y vacilante 4T, ¿qué será y qué futuro tendrán reservado para los que estamos mucho más a la izquierda?

Sin embargo, este discurso que busca aterrarnos porque otros intentan ideologizarnos se hace de la vista gorda porque sabe que justamente sembrar el miedo por medio de mentiras y exageraciones, utilizar la palabra comunismo para estigmatizar ¡es también un proceso de ideologización! Ellos hacen lo mismo de lo que acusan a la 4T, y lo hacen con el objetivo de que aceptemos la ideología que protege sus intereses, de que aceptemos las políticas que enriquecen sus bolsillos a costa de nuestra propia miseria. Y con tal de defender sus bolsillos a costa de la vida humana de la mayoría del pueblo trabajador no defienden a los niños, tampoco defienden la educación, lo que están defendiendo es su derecho a seguir con la política de robo, despojo, arrebato y muerte.

Acusan al virus comunista de querer replicar un modelo educativo como el de Cuba (que, por cierto, no lo decimos nosotros, lo dice la ONU es uno de los países con el mejor sistema educativo en el mundo) de destruir familias, de ideologizar a los niños desde pequeñitos y de enseñarles a dividir y discriminar ¡Señores! Es curioso que sean ustedes quienes acusan al comunismo de destruir familias pues es su sistema neoliberal, ese al que tanto defienden y al que ansían regresar al poder Ejecutivo el que no protegió a las familias mientras estaban ustedes en el poder: durante su violenta guerra contra el narcotráfico miles de niños quedaron huérfanos y miles de familias fueron destruidas con su violencia, en ese entonces ustedes llamaron a la destrucción de esas familias bajas colaterales, los niños entonces no les importaban ¿nos van a venir a hablar de respeto a la familia ustedes? Ustedes que han defendido a muerte un sistema que sistemáticamente destruye la vida familiar del pueblo trabajador. ¿Acaso se interesaron mucho por los niños y por eso mantienen en la impunidad el caso de los 42 bebés quemados en la guardería ABC con la que lucraban con la necesidad de los trabajadores? ¿Acaso su desinteresado interés por los niños les ha alcanzado para frenar el sistema de trata y de pederastía en México? ¿No incluso encerraron a una periodista que se atrevió a denunciarlos y festejaron con el gober precioso su impunidad?

¿Les preocupa que los niños sepan dividir? ¿No soportan la pena de ver cómo los niños aprenderán a discriminar? ¿No los han condenado ya ustedes a una discriminación histórica y sistemática? ¿No hay millones de niños que han nacido en la discriminación y han muerto en ella? ¡Y se espantan de que en una lectura un niño se refiera a otros llamándoles indios! No les espanta que sean víctimas de un racismo sistemático, pero, les preocupa que se hable abiertamente de que eso que han aprendido que es la vida cotidiana se llama racismo. ¿No es una discriminación sistemática el examen que condena al 90% de los aspirantes a quedarse sin ningún lugar ni oportunidad en la UNAM? ¿No es discriminar y estigmatizar lo que ustedes están haciendo justamente ahora con tal de defender sus intereses?

También insisten en que los nuevos libros de texto buscan dejar a los niños en la ignorancia, hacerlos mediocres, conformistas. ¡Cosa curiosa! No son sus esquemas laborales, su política de volver mercancía la educación una política que condena a la mayoría de la población a acceder a una educación que no hará sino ideologizarlos para el disciplinamiento social que ustedes necesitan en la mano de obra barata. ¿No son las reformas que ocurrieron antes de la “comunista” 4T las que quitaron justamente las clases de lógica, de gramática? ¿Será que sólo se acuerdan y se quejan de lo que les conviene? ¿No son acaso sus trabajos los que condenan a millones de personas a una situación mediocre, nos son los patrones y dueños que ustedes tanto defienden los que a diario nos gritan que o nos resignamos a sus míseras e indignantes condiciones laborales o quedaremos condenados a nuestra capitalista libertad individual de morir de hambre?

Lo que nos preocupa es la desfachatez de su cinismo, la virulencia de su odio, su antidemocracia. Tan ideológico como les parece a ustedes los libros de texto, ideológica es su campaña en la que intentan implantar la mentira de que les preocupan los niños y sobre todo los más pobres y desprotegidos. Jamás en su sistema político neoliberal se ha respetado el derecho humano de los niños, jamás han procurado garantizar educación pública y gratuita a toda la población, jamás su sistema ha permitido ni respetado la propiedad privada más que la de las minorías poderosas. Lo que reprochan, seamos sinceros, es contra un sistema que afecta sus intereses, los de una minoría, no les preocupa la educación, ni los niños, sino sus empresas y sus políticas de enriquecimiento.

Su estrategia discursiva del “virus comunista” es la respuesta a su más terrible miedo, porque un fantasma recorre a México, el fantasma de la posibilidad de la organización popular. Lo que la ultraderecha sabe bien es que bajo la política de la 4T la organización popular puede crecer y fortalecerse y ese es el verdadero fantasma al que temen: el fantasma de la fuerza y la organización popular.

No permitamos que la política del miedo y el terror avance, frente a sus embestidas furiosas respondamos con la organización, la articulación y la lucha. A fin de cuentas, no tenemos nada que perder y si un montón de derechos que recuperar y ganar.

Y por ello, como siempre, los invitamos a participar en el Comité Cerezo México, para juntos lograr una vida digna para todo el pueblo mexicano.

Navigation

AgendaTous les événements

diciembre de 2023 :

Nada para este mes

noviembre de 2023 | enero de 2024

Soutenir par un don