Defensores de Derechos Humanos en la Mira de Calderón, hostigamiento y amenazas contra los hermanos Cerezo Miguel Cabildo México, D.F., 2 de julio (apro)

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

Ante el recrudecimiento de amenazas de muerte, hostigamiento contra familiares, simpatizantes y miembros de organismos no gubernamentales, los hermanos Francisco y Alejandro Cerezo, dirigentes del Comité Cerezo, alertaron sobre una escalada gubernamental contra defensores de derechos humanos.

Pese a que cuentan con medidas cautelares por parte del Estado mexicano, solicitadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, los hermanos Cerezo reciben frecuentes amenazas de muerte en los celulares que la propia Secretaría de Gobernación les proporcionó, y cuyos números, en teoría, sólo conocían la CIDH y la propia dependencia.

Con las amenazas de muerte a cuestas, Francisco y Alejandro Cerezo —ahora acompañados permanentemente por voluntarios miembros de las Brigadas Internacionales de Paz (PBI, por sus siglas en inglés)—, responsabilizan al gobierno de Felipe Calderón de cualquier atentado a su integridad que pudieran sufrir.

El hostigamiento a que son sometidos, aseguran, igualmente se ha agudizado contra sus hermanos Héctor y Antonio Cerezo, recluidos en el penal del Altiplano, antes La Palma, a los que se les mantiene 23 horas y media en su celda y sólo se les permite media hora para "tomar sol".

Los hermanos Cerezo fueron detenidos el 13 de agosto de 2001, como resultado de una "súper rápida investigación", cinco días después de los "bombazos" en Banamex, acusados de terrorismo.

Inicialmente sentenciados a 13 años de prisión por terrorismo, en la apelación la condena se redujo a 7 años y medio, sólo como responsables de delincuencia organizada y posesión de armas de uso exclusivo del Ejército, aunque éstas nunca fueron presentadas ante la autoridad judicial.

A media condena, ambos fueron sacados de La Palma y trasladados un año a las prisiones de alta seguridad de Matamoros, Tamaulipas, y Puente Grande, Jalisco, como parte de este hostigamiento al que son sometidos.

Miguel Ángel Yunes, entonces alto jefe policiaco en la Secretaría de Seguridad Pública Federal, los identificó como los "cerebros grises del narcotráfico" que controlaban La Palma.

El próximo 13 de agosto, Héctor y Antonio cumplirán 6 años tras las rejas. Durante todo el tiempo que han permanecido recluidos en La Palma, nunca se les ha permitido estar juntos en ninguno de los 8 módulos que conforman la prisión de máxima seguridad. Héctor está confinado en el módulo 3 y Antonio en el 4.

Alejandro Cerezo, quien permaneció durante tres años y medio recluido en La Palma, y al final fue absuelto, dice en entrevista con Apro que la escalada contra defensores de derechos humanos parece no tener fin.

Subraya que en la última amenaza de muerte que recibió a través del celular proporcionado por la Secretaría de Gobernación, se alude a nuevas detenciones, la desaparición de dos miembros del EPR, y la captura de Gabino Flores, quien había sido reportado como desaparecido en Veracruz.

Por su parte, Francisco Cerezo precisó que las amenazas no sólo se hacen a través de los teléfonos de la Secretaría, sino a través de correos de voz, mensajes en Internet y fotografías.

Ante tal situación, responsabilizaron al gobierno del presidente Felipe Calderón de lo que les pudiera suceder.

Navegar por las

AgendaTous les événements

noviembre de 2019 :

Nada para este mes

octubre de 2019 | diciembre de 2019

Soutenir par un don