Portada del sitio > ANÁLISIS > Sobre la revocación del mandato

Sobre la revocación del mandato

Martes 5 de abril de 2022, por Comité Cerezo México

Por qué tanta polarización alrededor de la revocación del mandato, es cierto que es el ensayo para que Andrés Manuel López Obrador se perpetúe en el poder más allá de su sexenio y se convierta en el nuevo dictador vitalicio como dice la ultraderecha o tiene la intensión de destruir al Instituto Nacional Electoral, noble institución autónoma e independiente de los poderes del Partido Revolucionario Institucional y el Partido Acción Nacional como dice el PRI y el PAN, o es acaso sólo un gasto millonario superfluo.

O es realmente el inicio de la primavera democrática en México, del 10 de abril en adelante, como lo promueven desde el poder el presidente y todos los dirigentes dentro de su Partido MORENA.

Qué es realmente la revocación del mandato, efectivamente no es el inicio de la dictadura de AMLO, eso sólo está en la cabeza de los ultraderechistas más osados, pero tampoco es el inicio de la primavera democrática en México.

Es una medida más democrática, efectivamente, un instrumento que le permite a la sociedad organizada decidir si quiere que se mantenga o no un gobernante, en este caso el presidente de la república y que, desde la derecha, efectivamente es un dique a su continuidad cuando tiene el poder, ya que hemos visto como su forma de gobernar es el neoliberalismo, es la política económica capitalista que tiene la finalidad de despojar de la manera más salvaje al pueblo, por eso para ellos es una gasto superfluo, no tiene razón de ser, porque es un avance democrático de todo el pueblo.

Por el otro lado, para no arrojarse de manera irracional a los brazos de la socialdemocracia, es necesario aclarar que es una medida, si bien más democrática, no es suficiente, es un avance dentro de la democracia representativa de un sistema burgués, pero no logra ser una característica de la democracia popular.

Es decir, la revocación del mandato debería ser una característica de todo cargo electivo, desde los cargos municipales, pasando por los estatales y terminando con los cargos del orden Federal y no a la mitad del tiempo de mandato, sino en cualquier momento que el pueblo vea que no está cumpliendo el funcionario electo con sus obligaciones, eso sí sería el inicio de la primavera democrática en México.

No vamos aquí a decir entonces que no hay que ir a votar, pero si se va a votar hay que estar conscientes de que es una herramienta que apuntala una característica democrática dentro del sistema democrático burgués.

Una herramienta que puede, sin que sea una garantía, elevar la conciencia del pueblo y que permite la movilización y la concientización de los límites de la democracia burguesa, elevar la conciencia del pueblo es empujar desde ahora a la revocación en los tres niveles de gobierno en nuestro país, y a lo mejor si a la mitad del camino, pero ir empujando para que sea cada año o en el momento que se pierda la confianza en la autoridad electa también por quienes pueden votar su revocación de mandato.

Así los políticos profesionales, por lo menos, no estarán en el cargo sólo para robar y adquirir más poder político y económico, por lo menos debe cumplir sus promesas de campaña y hacer algo a favor de quienes votaron por él y de todos los gobernados.

Por ello el miedo irracional de la ultraderecha a la revocación, es para ellos darle un poder al pueblo que no debería tener, ya que ellos si están convencidos que su clase burguesa y sus intereses no pueden ponerse a votación de la chusma, del proletariado, de quienes están a su servicio.

Imagínense, el mundo al revés, los pobres decidiendo sobre el poder económico y político de los ricos, imposible, es una oportunidad más del pueblo por quitar o generar un poder político que no debe tener, visto desde la óptica de la derecha y ultraderecha.

Todos los que sabemos lo que es la democracia burguesa debemos estar preparados para movilizar y organizar a la gente, explicando el hecho concreto de la revocación del mandato, no es la panacea a los problemas del país, pero bajo ninguna circunstancia es cualquier cosa que diga la derecha y la ultraderecha.

Es un paso más dentro del camino por la búsqueda de la democracia popular, la que si permite la desición del pueblo en todos los asuntos que le atañen al pueblo mismo.

Sus comentarios

  • El 6 de abril a 12:34, por benigno arellano arellano En respuesta a: Sobre la revocación del mandato

    es bueno participar en la tercera vez.la primera uno con los compas zapatistas,otro en lo del aeropuerto y el del mo0mento,nosotr@s decimos :desde abajo y a la izquierda en la democracia pequeño burguesa(partidocracia).Aunque las cupulas de los partidos no hagan mucho por ello en la democracia participativa.

    Responder a este mensaje

¿Un mensaje, un comentario?

¿Quién es usted?
Añada aquí su comentario

Este formulario acepta los atajos de SPIP, [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> y el código HTML. Para crear párrafos, deje simplemente una línea vacía entre ellos.