Comité Cerezo México, 18 años de existir y seguir siendo

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 7%

Comité Cerezo México, 18 años de existir y seguir siendo

Ciudad de México 13 de agosto de 2019

A la memoria de Digna Ochoa y Plácido cuyos autores intelectuales y materiales de su ejecución siguen impunes

Tres gobiernos han pasado desde aquél día 13 de agosto de 2001 cuando fuimos detenidos, tres partidos diferentes han gobernado este país desde que fuimos torturados y encarcelados injustamente en el penal de máxima seguridad ubicado en Almoloya de Juárez, Estado de México.

La llamada “primavera democrática” de Fox se quedó sin flores multicolores y alabanzas al comienzo de una esperada transición cuando en 2006 lo que prevaleció fue el asesinato, la tortura sexual, la tortura y la persecución a sangre y fuego de la disidencia política, la supuesta transición a la democracia se coronó con la instauración del terrorismo de Estado con Felipe Calderón Hinojosa.

Militarización, guerra, muerte, destrucción…esa fue nuestra realidad social también dentro de los penales de máxima seguridad, nada ni nadie se salvó de la política de profundizar el neoliberalismo a sangre y fuego.

El regreso del PRI al poder sólo confirmó que la supuesta transición había sido sólo un cambio de estafeta para aplicar la violencia del Estado contra el pueblo, sus organizaciones y sus dirigentes.

Nosotros no elegimos vivir en esta época intensa de la vida nacional, no elegimos ni familia, ni donde nacer; pero desde jóvenes nos gustó no sólo interpretar la historia, sabíamos que la historia la creaba la praxis social de los hombres y por ello, aún presos nos dedicamos a transformar de raíz la realidad injusta.

Nadie podrá sostener con hechos que los compañeros y las compañeras que con valor nos defendieron hace 18 años fueron mezquinos con otros presos, organizaciones y personas; nadie podrá sostener con hechos que lo aprendido en estos años de lucha y trabajo por nosotros no ha sido compartido a quien lo ha pedido y mucho menos nadie podrá sostener con hechos que hemos lucrado con el conocimiento y mucho menos con lo vivido.

La realidad económica, política y social ha cambiado en 18 años; pero no en todos sus aspectos ni con la profundidad necesaria para desterrar el neoliberalismo ni los actos de represión política contra las organizaciones del pueblo que se niegan a seguir el camino electoral para trasformar sus condiciones de vida y las de todo el pueblo mexicano.

Cierto, no podemos decir que todo sigue igual que con Fox o Calderón; pero tampoco se trata de taparse los ojos ante lo inocultable.

Los derechos humanos son, para nosotros, una herramienta más para contribuir a transformar la realidad, siempre lo hemos dicho: los derechos humanos surgen de las luchas de los pueblos por dignificar sus condiciones de vida y superar en nuestra época el capitalismo como paradigma de desarrollo social, en este sentido nuestro actuar acompaña a los pueblos en lucha y resistencia, nuestro actuar es praxis social encarnada en el pueblo. Y el pueblo, sus aspiraciones e intereses son diversos.

Luchamos por tarifas sociales justas de lo que el gobierno actual todavía llama servicios y no derechos: agua, luz, predial, casa…luchamos por los derechos laborales conculcados por la subcontratación, vigente hoy todavía y defendida por funcionarios del nuevo gobierno que pretende, a su decir, terminar con el neoliberalismo; pero también luchamos por Memoria, Verdad, Justicia y Reparación integral del daño en casos de graves violaciones de derechos humanos y luchamos sobre todo porque las garantías de no repetición sean efectivas y no un simple discurso, pues mientras la estructura policiaca, militar y paramilitar que hizo posible la imposición de 36 años de neoliberalismo no se desmonte, las violaciones de derechos humanos se volverán a cometer…los criminales siguen ahí, impunes, acechando, actuando.

¿Se puede cambiar una realidad atroz de un día para otro? No. Pero este hecho no debe convertirse en la muletilla y pretexto para no querer cambiar lo que se debe cambiar para garantizar la democracia efectiva y el respeto a los derechos humanos del pueblo humillado, explotado, oprimido y vejado todos los días de dictadura neoliberal.

Como parte del pueblo y de las organizaciones que hemos sido víctimas del hostigamiento, las amenazas, el encarcelamiento injusto, la tortura, no podemos dejar de señalar que existe responsabilidad en el actual gobierno de desmontar esas estructuras responsables de sembrar el terror y la injusticia entre el pueblo.

Mientras no haya Verdad y Justicia cualquier intento de trasformación se verá condenado al fracaso, mientras los responsables de los crímenes contra el pueblo y los beneficiarios de los mismos no sean juzgados como personas y no como entes abstractos de un régimen ninguna transformación será profunda y real.

Nos alegramos que la vida del pueblo mejore, nos alegra que ciertas condiciones materiales de la vida mejoren; pero no podemos cerrar los ojos y dejar de lado que ninguna trasformación será profunda si no hay Justicia y si no se respetan, protegen y garantizan todos los derechos humanos para el pueblo.

Como desde hace 18 años el Comité Cerezo México continuará al lado del pueblo que lucha y resiste; seguirá haciendo de los Derechos Humanos una herramienta más para la trasformación social y seguiremos siendo, para muchos, incómodos por nuestras convicciones y nuestra necedad en soñar con una patria donde la vida no se fundamente en la explotación del hombre por el hombre y sea visto este hecho como perfectamente normal, moral o incluso invisibilizado.

¡Porque ser defensor de derechos humanos no es sinónimo de ser delincuente
¿Presos ayer, libres siempre!

Comité Cerezo México

Navegar por las

AgendaTous les événements

Soutenir par un don