#ConLosNiñosNo. Testimonios de madres: El modus operandi del huachicoleo neoliberal en las Estancias infantiles subrogadas

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%
Los anexos y las imágenes están en el expediente original entregado a SEDESOL, ahora Secretaría de Bienestar

Relatoría 01: Anomalías documentadas en la Estancia “Manolito”

Como beneficiaria del programa de Estancias Infantiles SEDESOL inscribí a mi hijo menor de edad en la estancia mencionada. Por medio del presente relato pretendo denunciar algunas de las irregularidades de las que me percaté durante nuestra permanencia en esa estancia. En ellas se muestra que al menos durante el año 2018 hubo prácticas que contravenían las Reglas de Operación de estos programas, mismas que se podían consultar en https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/286651/Reglas_de_Operacion_2018_-_Programa_de_Estancias_Infantiles_.pdf

a) Sobre la atención y el bienestar de los niños

Las reglas de operación de 2018 indicaban claramente dos lineamientos importantes en el cuidado de los niños: Que cada asistente educativa no debía estar a cargo de más de 8 niños y que los niños debían de recibir dos comidas calientes y una colación que fueran sanos, variados y suficientes.

Desde que mi hijo se incorporó a la estancia, en su grupo siempre hubo más de 8 niños, pese a eso sólo había una maestra a cargo (Véase Anexo 1 Foto de grupo). Eso mismo lo pude constatar debido a que en las ocasiones en que nos tocaba llevar cosas para compartir, la Miss Andrea (responsable del filtro) me indicó que mientras mi hijo estuvo en lactantes había 12 niños, cuando mi hijo estuvo en maternal había 13 y cuando mi hijo pasó a la sala de lo que ellos llamaban preescolar 1 había 13 niños. En una ocasión mi hijo me narró que la habían llevado con la Miss Mary que es quien atiende ese salón, a mí me extrañó debido a que ella no es su maestra, al denunciar las maestras las anomalías, refirieron que mientras se hacen las inspecciones de SEDESOL metían ahí a los niños que excedían el límite de niños que debe atender una maestra (que son 8) y por ejemplo en el grupo de mi hijo había 13 niños. La existencia de una sala en la que revolvían a niños de segundo y tercer grado de kínder (sin tener registro ante la SEP) se puede constatar en la invitación al festival navideño (Anexo 2) emitido por la propia estancia. Además hay que decir que la maestra a cargo de esta sala con niños de segundo y tercer grado era la encargada de abrir y cerrar la puerta y de darnos a firmar las hojas de sedesol, por lo que constantemente salía de esa sala y dejaba a los niños solos.

Con respecto al punto de la alimentación, se presentaron varias anomalías: la más importante consiste en que dejaron de pegar en la libreta la lista del menú que consumían los niños cada día, constantemente el desayuno consistía en cereal con leche y la comida en caldo de pollo. Luego de que los padres tuviéramos conocimiento de que estaban ocurriendo varías anomalías consulté en internet un ejemplo de los menús de las estancias del IMSS, mismo en el que se puede ver que lo que daban de comer a los niños en la estancia (Enchiladas, enfrijoladas, calabacitas) generalmente son desayunos y no comidas. Además en esos ejemplos de menú NUNCA sugieren dar cereal con leche a los niños como desayuno ni te (que es lo que generalmente desayunaban los niños).

Finalmente durante una buena parte del año 2018 cada 15 días se nos solicitaba llevar algo para compartir, o sea que los papás debíamos llevar lo que iban a dar a los niños como colación, algunas veces especificaban qué era lo que debíamos llevar y como muestra el anexo 3 muchas veces pedían chicharrones, juguitos, papas, cosa que no corresponde con la norma de alimentación sana, variada y suficiente.

b) Sobre cobros irregulares, solicitud de materiales

Los cobros irregulares fueron una constante en la Estancia. Desde el día que fui a pedir informes para inscribir a mi hijo, la Directora y dueña de la estancia, con su puño y letra, llenó la hoja del Anexo 4 en el que se ve que pedían como obligatorio el uniforme, libros y una cooperación de $500 pesos anuales. Cuando me entregaron la lista de materiales, mi sorpresa fue mayor, era una lista de entre $2,500 y $3,000 pesos que había que resurtir una vez al año.

La cosa se complicó más en septiembre de 2018, cuando hicieron una junta en la que nos notificaron que debido a que los niños habían pasado a primero iba a haber más gastos, que la SEP exigía uniformes, que la SEP exigía que se hiciera una pastorela, que la SEP exigía que se hicieran tres excursiones. Yo cuestioné en esa reunión dos cosas: que la SEP exigiera eso y que eso tuviera que ver con nosotros, pues estábamos en una estancia SEDESOL no de la SEP. La respuesta que me dieron no me convenció por lo que me comuniqué a la SEDESOL donde el Lic. Luis Arcos me explicó que probablemente habían cambiado a mi hijo a una sala de la estancia particular y me pidió que redactara un documento en donde pidiera a la dueña de la Estancia que regresaran a mi hijo a una sala SEDESOL.

La cosa se complicó más: cuando entregué el documento y la directora habló conmigo me dijo que su asistente, la Miss Andrea se había equivocado, que ellos no tenían salas de jardín de niños particulares, que no tenían registro ante la SEP. ¿Cómo se puede alguien equivocar tanto? Sin embargo, la directora me ofreció que pudiera hacer los pagos de libros, uniformes, en pagos pequeños (el costo total rebasaba los $4,500).

Entre algunos otros cobros irregulares que pude detectar están los siguientes:

Adelante hablaré de los cobros injustificados de otras cosas), además se suele anunciar como parte del costo la comida, colación y desayuno de ese día, lo que en teoría está pagado con nuestra cuota de corresponsabilidad y el apoyo de Sedesol.

Constantemente hacen eventos y piden pagos de regalo de día de las madres, padre etc.

Esta anomalía se sumó a una serie de cobros y requerimientos que la Directora hace constantemente y que van desde flores para adornar la estancia (noche buenas) hasta juguetes y a veces son hechos con una semana o menos de anticipación.

A estas constantes solicitudes, se suma el hecho de que cada año se pide que se resurta una lista de alrededor de $1,500 o $2,000 pesos

A lo que se suman otros cobros irregulares entre los que destaca el cobro de un “donativo anual” de $500 pesos, el cobro de un uniforme que volvieron obligatorio a partir de septiembre de este año:

A partir de esa junta yo entregué un escrito y hablé con la directora, pues en la junta pidieron el pago de la cooperación anual, los $1,500 del uniforme, la lista de materiales (que yo ya había surtido) $950 pesos de libros (que yo busqué en una librería comercial y cada uno costaba $200 pesos por lo que su costo en librerías comerciales sumaba &600 pesos). Insistí en que si en un mes pudiéramos gastar esa cantidad, nuestros hijos no estarían en una estancia con apoyos a madres trabajadoras. Lo único que conseguí fue que la Directora me dijera que podía ir yo abonando los costos de los materiales.

Pese a que dicen que los $500 pesos anuales son un donativo, lo exigen a los padres de familia:

Quiero enfatizar que el cobro de libros es cada año y son ellos quienes nos los venden, $450 los de lactantes, $750 los de maternal y $950 los de los niños de primero.

Se suma los costos del uniforme, de $1,100, que hacen desde que uno inscribe al niño. Una cosa más, la escuela no entrega recibos por las bitácoras que se pagan ni por las consultas con el Psicólogo. Pese a que cada que se acaba una bitácora nos piden pagarla de inmediato, los niños pueden pasar hasta 2 semanas sin bitácora. Además, como muestra las siguientes imágenes, ellos exigen que uno firme diariamente la libreta (y eso está bien), pero cuando uno les manda un recado o exige lo que uno ya pagó, nadie firma nuestros recados.

c) Sobre maltrato a las trabajadoras

El día 21 de diciembre se presentaron varias anomalías en la Estancia Infantil, en primer lugar ese día (que era el último día de labores) no se cubrió el horario de la guardería, pues ese día fue la posada navideña, misma que junto con un evento navideño nos fue cobrado a los padres de familia. Al entregarnos a nuestros hijos nos pidieron que firmáramos sin marcar nosotros mismos la hora en que los recogimos que fue a las 13:00.

A las cinco estábamos citados para el ensayo general del evento que sería al día siguiente. (Quiero insistir en que este tipo de eventos que suponen cobros y gastos, no deberían ser obligatorios, desgraciadamente si uno no paga pues ese día nuestros hijos no pueden ir y nosotros no podemos ir a trabajar o pueden ir, pero no son incorporados a las actividades que tenían cobro, lo que resulta en una discriminación para los niños. El evento navideño es sólo una muestra de los cobros de eventos, materiales y cuotas irregulares (Véase Anexo 2).

El día 21 de diciembre de 2018 aproximadamente a las 3:30 me enteré de que la Maestra a cargo del grupo de la Estancia Infantil a donde asistía mi hijo menor de edad hasta el mismo día de ayer había sido despedida debido a que exigió su segundo pago de la quincena de diciembre. Yo soy beneficiaria del apoyo de Estancias Infantiles de la antes SEDESOL, hoy Secretaría de Bienestar, con ese apoyo inscribí a mi hijo en la Estancia Infantil “Centro de Estimulación Temprana Manolito” localizada en San Gonzalo No. 85 Colonia Pedregal de Santa Úrsula Coapa, Coyoacán, Ciudad de México en donde la dueña y directora es Margarita Rocío Rosas García.

Desde unos días antes habíamos recibido información por parte de las maestras de que no se les quería pagar la segunda quincena de diciembre. Que la directora había argumentado que SEDESOL (que en realidad ahora es la Secretaría de Bienestar no les había depositado noviembre y diciembre y que no había dinero para hacer tales pagos).

Quiero hacer constar que a los padres se nos había pedido el pago de diciembre, el de enero por adelantado y el pago del evento Navideño (que incluía sólo 3 boletos y que tenía un costo adicional de 100 pesos por persona).

Además, el lugar que se rentó para el evento había tenido un costo pequeño debido a que una de las madres de la estancia consiguió un descuento. Nos pareció excesivamente caro el costo, pero la directora afirmó que parte de lo que se cobró era para el aguinaldo y pago de las maestras. ¿Cómo no había recursos? Yo misma me comuniqué el día 20 de diciembre a las 5:19 al teléfono 53 28 5000 con la extensión 53452 donde me contestó el sub coordinador del programa de estancia en la región a quien le expresé mi preocupación ante la falta de depósitos que la directora alegaba para no pagarle a las maestras. El señor, muy amablemente me explicó que la Secretaría iba a depositar a más tardar al siguiente día y que eso no tenía nada que ver con el pago de las maestras, pues los apoyos que da la Secretaría son para alimentos y materiales, y los que damos nosotros (la cuota de corresponsabilidad) es con lo que se debe cubrir el sueldo de las trabajadoras.

Ante lo que me narraron las maestras, asistí al ensayo general y comencé a plantearles la situación a los papás que ya habían llegado, pues pese a que la cita era a las cinco de la tarde, la directora se presentó más tarde. Cuando llegó al ensayo, se presentó con más gente (algunos integrantes de su familia) e insistió en que la Secretaría no les había depositado y que sólo les habían depositado noviembre, yo expliqué lo que me había explicado el señor con el que hablé y le solicité que en todo caso me devolviera lo del evento y que con eso cubriera el pago de las maestras, varios padres estaban de acuerdo. Sin embargo, en lugar de afrontar la situación ella, dio el micrófono a un Psicólogo que trabaja en su escuela particular y con el que obligan a pasar al menos una vez a los padres de su estancia (obvio con un cobro por el que además no nos dan recibo alguno) y lo dejó que empezara a manejar la situación, pese a que él no es nadie, ni está registrado en la plantilla que ofrecen a la vista en la entrada de la guardería.

Le pedimos que dejara hablar a las maestras y cuando estaba hablando una de ellas el Señor Manuel me amenazó y cuando yo hice la denuncia en el micrófono corrió hacia donde yo estaba. Además, me arrebataron el micrófono y la directora comenzó a culparme a mí y a las maestras de arruinar el evento navideño y de haber asustado a los niños. Ante lo que quiero dejar claro que: nosotras estábamos hablando entre padres de familia de manera respetuosa, que fue su marido quien al iniciar la agresión hizo y provocó caos en el auditorio y que yo no soy responsable ni del evento ni de ese espacio. Ante ese hecho, de inmediato le pedí la baja de mi hijo, pues me aterra la idea de pensar que ese señor esté y trabaje en el lugar donde ella pasa una gran parte de día.

Después de eso por lo menos 20 padres de familia nos salimos del auditorio, escuchamos a las maestras, hablamos sobre las anomalías y las cosas irregulares que estaban pasando y que narro con más detalle en el Anexo 2. La directora, luego del ensayo me citó en la guardería para darme la baja a mi niño, devolverme mi dinero del evento y del pago adelantado de enero y citó a las maestras que habían sido despedidas para “pagarles” cosa que no sucedió debido a que querían obligarlas a firmar un documento para pagarles su quincena.

d) Sobre prepotencia de los dueños

El día 21 de diciembre como resultado de una serie de anomalías que se estaban viviendo en la Estancia referida y por la que a lo largo de este año me comuniqué en 4 ocasiones al teléfono 53 28 5000 con la extensión 53452 para que se me asesorara con respecto a cobros y solicitud de pagos que no aparecían permitidos en las reglas de operación que se sumaron al hecho de que 3 maestras denunciaron una serie de maltratos laborales que las afectaban a ellas y a los niños, se suscitó una situación tensa en la que el hecho más grave es que el esposo de la Directora y dueña de la estancia referida (y además parte de la plantilla laboral) me amenazó (mientras yo estaba hablando a la SEDESOL para dar reporte de lo que pasaba) diciendo:

“usted no sabe quiénes somos, ¿conoce a Ernesto Cordero? Nosotros sí, es más le va a dar un mensaje”

cosa que dijo mientras me extendía su celular y me cortaba el paso pues yo quería retirarme de ahí. Ante el susto que esto me provocó, frente a varios padres de familia, niños, maestras y la misma directora, yo comencé a denunciar que el señor me estaba amenazando, hecho ante el que el señor de nombre Manuel y que aparece en la plantilla de la Estancia, además de ser esposo de la dueña, corrió hacia donde yo estaba, por lo que papás y maestras tuvieron que interponerse y la hija de ese señor lo sacó del lugar en donde nos encontrábamos. De inmediato al ver la manera en la que el personal de la guardería actúa ante una situación tensa solicité la baja inmediata de mi hijo misma que se me entregó alrededor de las 08:40 pm. Expreso mi alarma ante el hecho de que una persona así trabaje dentro de una estancia infantil.

Madre de familia 01

Relatoría 02: Otras anomalías en la Estancia “Manolito”

En el mes de septiembre la directora del plantel comentó a través de su asistente, que tenía programado varias actividades para este ciclo escolar, como salidas, festivales; comentó que todos tendrían un costo y que entre todos los padres nos resultaría más económico.

En el caso de los festivales en especial para el mes de diciembre, se buscaría la renta de algún foro. Como trabajadora de la Alcaldía de Coyoacán, tengo derecho a un 50 % de descuento por la renta del espacios, como lo son los foros, ofrecí este descuento a la Directora a fin de que nos saliera mas barato a todos los padres, ingrese mi oficio solicitando este descuento, por la realización de un evento y un ensayo un día antes, el evento tendría de $4,400 y $721 por en ensayo, esto menos el 50%, siendo el pago total de $2600 aproximadamente (no tengo exactamente este monto debido a que ella realizó en pago.

Haciendo cuentas calculamos 60 niños entre $2600, (esto solo pensando en mas 60 becas que otorga sedesol), sería un pago mínimo, la directora cobró por dicho evento $ 500 por tres boletos y $ 100 más por cada boleto extra, el cobro fue excesivo para nosotros por lo que acudimos a preguntar el porqué de dicho cobró, según su asistente se contratarían maestros especiales que pondrían las coreografías, comida navideña, un regalo sorpresa y un bono a las maestras de fin de año. No hubo contratación especial, la comida navideña consistió en sopa fría y nuggets (ni siquiera el ponche que habían comentado), como regalo una pequeña mochila, junto con un calendario personalizado, por supuesto no hubo bono extra para las maestras. Es importante mencionar que solicitó por adelantado la colegiatura de enero y que no invirtió dinero en la escenografía del evento.

Solicitamos que se transparenten los ingresos de este Centro.

Madre de familia 02

Navegar por las

AgendaTous les événements

abril de 2019 :

Nada para este mes

marzo de 2019 | mayo de 2019

Soutenir par un don