Exigen libertad de los presos de San Bartolo Ameyalco; “nuestro delito fue defender el agua”

, por  Acompañamiento , popularidad : 1%

“De alguna manera nos corresponde tratar de defender lo que nuestros abuelos y padres hicieron…defendiéndolo (al manantial) nos vamos a sentir más dignos, más íntegros como pueblo, como comunidad…

Por Nayeli Valencia

(18 de febrero, 2015. Revolución TRESPUNTOCERO).- Familiares de los presos de conciencia del pueblo de San Bartolo Ameyalco, ubicado en la delegación Álvaro Obregón al oeste de la Ciudad de México, exigieron justicia para sus allegados durante la Jornada por la libertad de los presos políticos de San Bartolo Ameyalco y por el derecho al agua en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), realizada en la Facultad de Filosofía y Letras.

Javier Brígido Castro, Miguel Alberto Pérez Linares y Eduardo Mejía Nava están presos en el Reclusorio Oriente desde hace nueve meses, acusados de ataques a la paz pública contra el ejercicio legítimo de la autoridad. Fueron detenidos de manera arbitraria por granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) durante un operativo policíaco, mediante el cual se pretendía resguardar una obra hidráulica que forma parte del proyecto del Servicio de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX). Con dicha operación autorizada por Leonel Luna Estrada y en el que participaron alrededor de dos mil granaderos, pretendía despojar a los habitantes de su manantial y de su derecho al agua de acuerdo con los pobladores.

“De alguna manera nos corresponde tratar de defender lo que nuestros abuelos y padres hicieron…defendiéndolo (al manantial) nos vamos a sentir más dignos, más íntegros como pueblo, como comunidad…Hablando de Eduardo me siento contento, orgulloso de que mi hijo no sea una persona que le valga. Que sepa luchar y defender algo de lo que esta disfrutando…que sepa que por eso vive porque el agua es vida y nosotros la tenemos gracias a nuestros padres y abuelos. La historia de San Bartolo no es la única ni de lucha,ni de defensa de los recursos…”, mencionó el padre de Eduardo Mejía Nava.

De forma jurídica, el primero de diciembre de 2014 se consiguió un amparo a favor de las personas presas contra el auto de formal prisión decretado el 29 de mayo del mismo año. Sin embargo, la Procuraduría General de la República (PGR) interpuso un recurso en el que solicita la revisión del fallo.

Adriana Castro, prima de Javier Brígido Castro de 25 años, dijo que él es una persona responsable, trabajadora, respetuosa y sonriente. Trabajaba como técnico de aire acondicionado antes de ser encapsulado y detenido arbitrariamente. Castro hizo un llamado a continuar con la lucha por la liberación de los presos de San Bartolo sin olvidar la lucha por el agua.

Por su parte, Eloisa Mejía Nava contó que su hermano tuvo que pasar su cumpleaños en la cárcel y tampoco pudo estar con su hija de un año en el suyo. Dijo sentir impotencia y dio un mensaje: “Nos acercamos a ustedes jóvenes porque en sus manos está cambiar el país, en vez de progresar regresamos a la represión”.

“¡Ayotzinapa, amigo, Ameyalco está contigo!” fue el grito que unió las heridas, las luchas. San Bartolo Ameyalco/Ayotzinapa forman parte de una práctica de Estado, a través de la cual se pretende acallar a los disidentes, cuyo delito es luchar por el agua, por la vida.

Ver en línea : Exigen libertad de los presos de San Bartolo Ameyalco; “nuestro delito fue defender el agua”

Navegar por las

AgendaTous les événements

Soutenir par un don