Agresiones contra luchadoras sociales y defensoras de Derechos Humanos

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

La presente reflexión, sería presentada el 7 de marzo en el ágora de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, en el foro "el papel de la mujer en la lucha por los derechos en México", el cual tuvo que ser suspendido como medida preventiva de seguridad ante la campaña de desprestigio contra el Comité Cerezo México a raíz, de los sucesos del 3 de marzo en el Auditorio Che Guevara.

En este evento político y cultural, contaríamos con la presencia de compañeras de distintos estados de la República, quienes nos compartirían su lucha cotidiana, pues día a día aumentan los precios de la canasta básica, el recibo de la luz, el transporte, se les despoja de sus tierras y libran múltiples luchas para que los caciques de sus pueblos dejen de pretender apropiarse del tiempo, del espacio, del cuerpo y casi que hasta del destino de las compas, pues nos narran como hasta hace no tanto tiempo, los caciques eran quienes avalaban los casamientos, no sin antes abusar de las mujeres, así que ellas han luchado con la voz y el cuerpo junto con sus compañeros, para que las y los jóvenes de ahora no padezcan lo mismo que ellas, por lo que les transmiten su experiencia y necesidad de continuar.

Estas mujeres del campo y la ciudad que luchan por lo más elemental, que hacen de la lucha su modo de vida y no que actúan sólo en ciertas coyunturas, sus posicionamientos están basados en la congruencia ideológica y crítica, no sólo en dejarse llevar por lo que aparentemente es lo políticamente correcto de hacer o decir, ellas también han enfrentado los señalamientos de quienes ven afectados sus intereses por la acción de las compañeras.

Y para no permitir que esta estigmatización de la que estamos siendo objeto, logre su cometido de aislarnos o de romper el tejido solidario de reflexión y práctica que venimos construyendo entre organizaciones, les compartimos estas líneas, que evidencian cómo las reivindicaciones y las reivindicadoras, al ser incómodas, históricamente han sido desprestigiadas, criminalizada y señaladas.

La conquista de los derechos de las mujeres (como de los otros derechos desde una perspectiva iushistórica), está ligada a las descalificaciones y la represión.

La historiografía señala varios acontecimientos que detonaron la conmemoración del 8 de marzo, pero todos coinciden en una conciencia crítica y de clase.

¿Acaso en un primer momento no habrán enfrentado el desprestigio o el "se lo merecían", las obreras textiles que se atrincheraron en su fábrica para defender sus derechos laborales y condiciones dignas? ¿No habrán sido criminalizadas?

Ahora se les toma como heroínas (bueno, si es que se conoce el trasfondo de esta conmemoración), pero como si fuera cosa del pasado, pretendiendo volver estéril esta fecha en la que pareciera que las mujeres sólo pedimos y necesitamos una felicitación o trato especial.

Y eso es parte de la criminalización, negar el sentido político y las transgresiones como algo necesario.

A partir de la elaboración de informes de Violaciones a Derechos Humanos, el cual realizamos con información sistematizada desde 2011, hemos podido constatar la persistencia de ciertas "limitantes" para el ejercicio del DERECHO HUMANO A DEFENDER DERECHOS HUMANOS.

A lo largo del territorio mexicano, las mujeres se están movilizando por distintos derechos, los derechos de las mujeres, derechos de los migrantes, derecho a la memoria, la verdad y la justicia para el esclarecimiento del asesinato de sus hijas en Ciudad Juárez o contra la desaparición forzada de sus hijos o padres, por los derechos de los pueblos indígenas frente a megaproyectos, o los derechos laborales de trabajadoras y trabajadores de las maquiladoras en Puebla.

Existen algunas particularidades en las modalidades de represión política hacia las mujeres, el sentido de esta comparación a partir de los datos, no es ver quien la padece más, si los hombres o las mujeres, sino brindar herramientas de análisis para este fenómeno.

Por ejemplo, en el caso de Violaciones a Derechos Humanos en modalidades como: hostigamiento, amenazas de muerte, seguimiento, difamación en medios de comunicación, agresión física y verbal, mientras la correspondencia en defensores es una agresión por defensor, en el caso de las mujeres se registran 3 o más agresiones contra una misma defensora, hay mayor frecuencia en el caso de las agresiones contra luchadoras sociales.

Las agresiones en el caso de las defensoras, aparentemente sólo cesan cuando se exilia bajo algún esquema de protección de mecanismo gubernamental o no gubernamental, o lamentablemente pasan de la base de datos de agresiones a la de ejecución extrajudicial como el caso de Marisela Escobedo o Josefina Reyes, en que la impunidad persiste y sus familias enteras han sido orilladas a fragmentarse para trasladarse a otros estados o países.

En muchos casos de este tipo, como de la represión de mujeres en Atenco (la cual fue documentada por el Comité Cerezo México el 20 de mayo de 2006), los medios de comunicación buscan generar un consenso social antes durante y después, señalándolas como revoltosas, defensoras de delincuentes, pseudoesudiantes, etc.
Estos castigos ejemplares, están dirigidos a ser una onda expansiva para transmitir miedo, desconfianza e incertidumbre, e incluso culpa, si nos detienen por acudir a una marcha a ejercer nuestro derecho a la protesta social y somos detenidas, nos tachan de ser las culpables, si nuestra familia recibe amenazas nos dicen inconscientes y desconsideradas por no pensar en los nuestros, si nos desprestigian en los medios quieren que nos sintamos culpables y avergonzadas, que nos retractemos de nuestras luchas aunque estas sean legítimas.

Cuando se ha evidenciado que el culpable es el Estado Mexicano a través de su cadena de mando, aunque lo disfracen de conflictos entre particulares, pues la aquiescencia, es la modalidad de Violaciones a Derechos Humanos que va en aumento, esta consiste en que no es evidente el actuar de agentes del Estado sino que actúan en complicidad con su respaldo.

Esta es la modalidad más complicada de demostrar, por ello, la más utilizada actualmente para generar desconfianza y "sospechosísmo", tenemos el caso Acteal donde fueron asesinadas mujeres embarazadas y que en un primer momento se manejó como un conflicto interétnico, para el cual demostrar la complicidad gubernamental y echar abajo la versión oficial, tomó su tiempo.

En el caso de las amenazas a defensoras, la mayoría alude a que su familia en riesgo, jugando con el factor psicológico y como mencionábamos, la culpa.
Pues bien, podríamos extendernos o invitarlos a leer el informe y seguir al pendiente de las actividades y reflexiones del Comité Cerezo México en pro de los derechos de las defensoras, este año llevaremos a cabo la Audiencia final del Tribunal Permanente de los Pueblos, donde un tribunal independiente y ético, de carácter internacional, juzgará al Estado mexicano, en nuestro caso, en el eje Guerra sucia de las Violaciones a Derechos Humanos cometidas por el Estado desde los años 70´s hasta la actualidad, donde estarán presentados y documentados muchos casos de defensoras que en su momento han sido la disidencia.

Aquí estamos las compañeras y compañeros que integramos el Comité Cerezo México y las organizaciones hermanas con las cuales nos solidarizamos y que también nos cobijan, aquí estamos en pie de lucha como desde hace 13 años, y sabemos que no la debemos, aunque la situación sí está para temerse por toda la campaña que se ha desatado en nuestra contra y las intimidaciones, los y las invitamos a no dejarnos solas ni solos, compañeras: la lucha por los derechos de las mujeres, no es algo aislado, va de la mano de la defensa total de la vida digna para todas y todos, un fraterno abrazo y sigan acompañándonos.

POR LA MEMORIA, LA VERDAD Y LA JUSTICIA.

Navegar por las

AgendaTous les événements

octubre de 2019 :

Nada para este mes

septiembre de 2019 | noviembre de 2019

Soutenir par un don