Discurso del mitin del 02 de Octubre de 2005 Zócalo

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS: A 37 años de la masacre perpetrada en la plaza de las tres culturas en Tlatelolco por el ejército mexicano, los estudiantes de la UNAM, seguimos en pie de lucha exigiendo justicia y castigo al genocidio. Nosotros nacimos en medio de una brutal ofensiva, sin duda una de las más crueles que haya conocido la humanidad. Hemos visto cómo el neoliberalismo se ha apoderados de muchos de nuestros recursos naturales, de empresas públicas, y cómo ha pretendido arrebatarnos la educación, la salud, los alimentos, la vivienda y el trabajo. También hemos sido testigos del desprecio de este sistema hacia la humanidad: millones de niños y jóvenes, cientos de miles de mexicanos expulsados de sus tierras por el hambre y la miseria. Sí, compañeros, tenemos mucho por qué seguir luchando. Hace apenas unos cuantos años, los dueños del dinero creyeron haber ganado la guerra, y se autoproclamaron “vencedores”. Pero los pueblos del mundo aun no han dicho la última palabra. El 2 de octubre ya no es sólo un día de lucha estudiantil, es ahora, sobre todo, una fecha histórica, de lucha y resistencia, de los mexicanos rebeldes que salen a las calles a defender a su país y a su pueblo, como hoy esta Plaza de la Constitución es testigo. Hoy estamos aquí para reclamar justicia, para exigir el castigo a todos los responsables de las masacres del 2 de octubre de 1968, del 10 de junio de 1971, así como de la guerra sucia, la masacre de Aguas Blancas, de Acteal y el Charco. Y nos preguntamos: ¿para qué tanto tiempo perdido, para qué tanta burocracia, para qué tantos recursos despilfarrados en la creación de la Fiscalía Especial, si al final resolvieron algo que ni su madre les cree? Ya los de arriba, los jueces, los magistrados y sus instituciones cómplices exoneraron a Luis Echeverría, pero la historia no, porque la sangre derramada los inculpa, a pesar de lo que digan. Hace años que el pueblo enjuició, y ha exigido castigo. No creemos ni en su justicia ni en sus leyes, aquí venimos a decirles: ¡ustedes son los asesinos! La represión del gobierno continúa, los universitarios Héctor y Antonio Cerezo Contreras, fueron los primeros presos políticos del gobierno foxista que siendo inocentes, continúan lejos de su familia, en las cárceles de exterminio de Puente Grande y Matamoros. ¡Exigimos su Libertad y la de todos los presos políticos del país! Pero esa represión no nos ha detenido y no lo hará. Desde hace años la comunidad universitaria ha sufrido el acoso de los grupos porriles financiados por todos los partidos políticos y las autoridades universitarias. Recientemente en el CCH Naucalpan, Sur y Prepa 5 se vivieron los ataques porriles más violentos en los últimos años. En Naucalpan más de 70 universitarios fueron encarcelados por luchar contra el porrismo, y fue gracias a la movilización estudiantil que fueron liberados. En la Prepa 5 continúa organizándose el movimiento antiporril, después de que más de 200 golpeadores atacaron a la comunidad, amenazando a estudiantes y profesores. El discurso de las autoridades es hipócrita, pues dicen combatir al porrismo pero en los hechos lo fomentan, ni las expulsiones ni la entrada de la policía resuelven el problema, el cáncer del porrismo debe ser atacado decidida y organizadamente, buscando siempre la respuesta masiva de la comunidad y sin caer en provocaciones. Como estudiantes tenemos la responsabilidad de defender la educación pública, gratuita y de calidad como un derecho para todos. Esto significa impedir la privatización de nuestras escuelas, pero además impedir las reformas educativas neoliberales que intentan hacer de la educación sólo una herramienta al servicio del Capital. En la UNAM, el Poli y muchas otras instituciones públicas, las autoridades están modificando los Planes y Programas de Estudio, tecnificando nuestra formación y eliminando su carácter científico. En ese sentido es que el gobierno pretende desaparecer a las Normales Rurales. A los de arriba sólo les interesa que aprendamos a hacer lo que a ellos les generará ganancias, todo lo demás les estorba. También estamos aquí para decirle fuerte y claro a Vicente Fox, que no permitiremos que nos arrebate ni un derecho más, ni un recurso ni empresa pública más, que cerraremos filas y resistiremos hasta las últimas consecuencias, y haremos todo lo que esté en nuestras manos para detener su ofensiva contra los trabajadores. En las próximas semanas, Vicente Fox, los diputados, los senadores y los charros sindicales, arremeterán fuertemente contra los trabajadores del IMSS y del ISSSTE, para arrebatarles sus derechos laborales, y avanzar en la privatización de los dos institutos. Entre otras cosas pretenden que los trabajadores paguen más de su salario para la pensión, que trabajen más años para tener derecho a la jubilación, y que su Fondo de Pensiones sea administrado por los bancos. Pero no sólo van por la Seguridad Social, también quieren la industria eléctrica nacional, el petróleo, el agua y todos nuestros recursos naturales. El gobierno ha anunciado que en breve dará más permisos a las trasnacionales para que inviertan en Luz y Fuerza del Centro y en la Comisión Federal de Electricidad. Las empresas privadas ya controlan más del 20% de la producción de energía eléctrica, y con los nuevos permisos pretenden apoderarse poco a poco de todo el sector, aun cuando la Constitución lo prohíba. A los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas, también se les quiere arrebatar su derecho a pensión y jubilación. Desde aquí les pedimos a los trabajadores del SME y del IMSS que no bajen la guardia, que luchen sin temor y con intransigencia en la defensa de sus derechos. Los estudiantes de todos los rincones del país, debemos estar presentes y unirnos con ellos, y juntos ponerle un alto al gobierno, para que no se atreva a tocar ninguno de nuestros derechos. Compañeros electricistas, compañeros del IMSS: ¡su lucha también es nuestra!, ¡a sacar a las empresas usureras!, ¡a defender con todo el derecho a pensión y jubilación!, ¡no están solos! Nuestro pueblo está aprendiendo que la unidad se construye en la lucha, que el plantarse decididamente en contra de los poderosos fortalece a los de abajo. Por ello es que estamos convencidos de que tenemos que empujar la Otra Campaña propuesta por el EZLN, que busca unificar todas nuestras luchas frente al enemigo común: el capitalismo. Tenemos que hacer que esta iniciativa realmente esté en el corazón de las luchas del pueblo, que sean ellas las que le den forma y la encaminen en unidad hacia la construcción de una nueva sociedad. Debemos lograr que la Otra campaña escuche pero que también proponga, que recorra el país pero construyendo organización. En todas las escuelas tenemos que discutir qué tipo de nación queremos, y cómo, entre todos, vamos a construir la Otra Campaña. Compañeros: somos herederos directos de aquel gran movimiento del 68; somos hijos de los desaparecidos y asesinados de la guerra sucia. Treinta y siete años después decimos, se equivocaron, el gobierno de aquel entonces quiso darle una lección al pueblo, acallar la voz de los estudiantes rebeldes que luchaban por un mundo mejor. Treinta y siete años después, decimos: su ejemplo no se borrará jamás, nosotros tomamos su bandera. ¡VENCEREMOS! 2 de octubre de 2005, Plaza de la Constitución, Ciudad de México

Navegar por las

AgendaTous les événements

Soutenir par un don